Guía de Jardinería

Construir un patio en tu jardín en miniatura Artículo Publicado el 16.08.2017 por Javi

La jardinería en miniatura es un mundo aparte que requiere múltiples y variados conocimientos. Es además una forma excelente de mantener tu mente animada y realizar proyectos que seguramente a tamaño real jamás te atreverías a hacer. En esta ocasión vamos a desarrollar el paso a paso para construir un patio en tu jardín en miniatura. Es un proyecto muy interesante que le dará un aspecto muy real a tu pequeño jardín.

Se trata sencillamente de revestir parte del suelo de un jardín en miniatura con losetas de piedra e instalar un pequeño banco de piedra. Verás de qué manera tan sencilla puedes darle mayor realismo a tu pequeña obra de arte.

Materiales:

  • arena
  • mortero de cemento para mini jardines
  • piedras planas de mármol
  • chapa de madera flexible
  • 3 brochetas de madera
  • guantes
  • tijeras
  • botella pulverizadora

 

En primer lugar hemos de decidir qué tamaño tendrá nuestro patio y la cantidad de espacio que necesitamos preparar en nuestra maceta. A continuación cortaremos un trozo de chapa de madera un poco mayor que el diámetro de nuestra maceta, para poder ponerlo en S. Lo colocamos y fijamos con los palos de brocheta. Ahora rebajamos el nivel de sustrato en el lado que vamos a revestir de piedra. Con 2-2,5 cm que lo rebajemos será suficiente, depende claro está del grosor de las piedras que vayamos a usar.

Vertemos arena y recubrimos la tierra del jardín con una capa de unos 6-7 mm. La aplanamos bien hasta que nos quede bien nivelada.

Ahora usaremos el mortero seco que echaremos sobre la arena y lo nivelaremos con una cuchara, como se ve arriba, o cualquier útil similar. Formaremos una capa de unos 12 mm aproximadamente.

Es el momento de empezar a colocar las piedras elegidas, o ladrillos, cristales o lo que sea, dejando un espacio entre ellas que luego rellenaremos con más mortero seco.

Iremos apisonando las piedras para que queden niveladas y bien asentadas sobre el suelo. Debemos de tratar de conseguir el efecto más realista posible. Igual que si estuviéramos pavimentando el suelo de nuestro jardín o patio.

Cuando nos hayamos asegurado de que todas las piedras quedan al mismo nivel verteremos más mortero seco sobre ellas para recubrir las juntas.

Para esta tarea la mejor herramienta es, sin lugar a dudas, la mano. Pero como trabajamos con cemento es recomendable usar guantes. Con un cepillo podemos retirar el exceso de mortero hasta dejar las juntas a ras de las piedras.

Pulverizamos un poco de agua sobre las piedras para que el mortero se humedezca y haga su trabajo. Dejaremos el mini jardín en un lugar a la sombra durante un par de días hasta que fragüe el cemento. Si mientras fragua el cemento hemos de regar las plantas de nuestro jardín lo haremos con muchísimo cuidado para no mojar el cemento.

Cuando el cemento se haya endurecido podemos repasar las juntas con un cepillo para quitar el exceso de material y definirlas mejor. Ahora podemos instalar todos los complementos que deseemos sin ningún problema, para darle a nuestro patio el look que más nos guste.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share