Guía de Jardinería

Consejos para cultivar ficus en interior Artículo Publicado el 02.12.2016 por Javi

El ficus que suele usarse para cultivo en interior es el conocidísimo Ficus benjamina. Es tal vez de los ficus que mejor se adaptan a las condiciones de cultivo en interior pues tolera bastante bien una luminosidad y una humedad relativamente bajas, así como las temperaturas elevadas propias de los espacios calefactados.

consejos-para-cultivar-ficus-en-interior-01

Las hojas pueden ser verdes o variegadas, en este último caso habrá que darle más luz a la planta para que no pierda esta diferenciación. Hay que tener en cuenta que si la luz es muy escasa el ficus, sea normal o variegado puede perder las hojas. La luz solar directa puede producir quemaduras en las hojas, por lo tanto procuraremos evitarla. La temperatura ideal para su cultivo es entre 13 y 24ºC. También es primordial evitar que sufra corrientes de aire.

consejos-para-cultivar-ficus-en-interior-02

Sus necesidades hídricas son bastante reducidas pero necesita un poco de humedad ambiental. Pulverizar las hojas de vez en cuando no le irá nada mal. Los riegos en cambio hay que espaciarlos hasta que el suelo esté seco al tacto. El ficus es una planta de rápido crecimiento lo cual implica que necesita un regular aporte de nutrientes. En primavera y verano que es cuando está en pleno desarrollo hemos de abonarlos una vez al mes, en otoño e invierno lo alargaremos dos meses.

consejos-para-cultivar-ficus-en-interior-03

El problema más común que presentan los ficus es la caída de las hojas. Ello, que tan sólo indica que la planta está sufriendo, puede ser causado por diversos motivos. Tanto por exceso como por falta de riego. Por una tasa de humedad ambiental demasiado baja al igual que por falta de luz. Tras un cambio de maceta también puede ocurrirle así como por un cambio de localización. Si está en un ambiente excesivamente cálido o frío también puede soltar las hojas. Estar expuesto a corrientes de aire también le puede producir esa caída de hoja. Y por último debido a los efectos adversos de las plagas. Las que con más facilidad atacan a los ficus son las cochinillas y la araña roja. Si aparece una especie de miel transparente entre las hojas es signo inconfundible de que hay una plaga en nuestro ficus. El aceite de nim o neem va muy bien tanto para prevenir como para tratar las plagas del ficus de forma natural.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (2)

  • Carmen Maratinez Chaux ha escrito el 04.12.2016 a las 15:02

    Millones de bendiciones hoy y siempre. Gracias por excelente página y compartir.

  • Celia Leonor Barreto ha escrito el 06.12.2016 a las 05:44

    Gracias, siempre aprendo con Vos., me regalaron hace un año ya, un ficus Benjamín, es hermoso, ya lo pasé hace unos días, a una maceta un tamaño mayor al que lo contenía. Está hermoso y ha crecido bastante. Muchas gracias por vuestros consejos... hasta siempre!

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share