Guía de Jardinería

Conociendo a la Venus atrapamoscas Artículo Publicado el 18.12.2017 por Flavia

La Venus atrapamoscas, también llamada dionacea, es una planta exótica y carnívora de la familia de las droseráceas. Este vegetal puede alimentarse de insectos o de pequeños trozos de carne o pescado. No obstante, no hay que alimentarla en exceso, pues cada una de las hojas puede tragar solo unas cinco veces antes de morir.

Venus atrapamoscas

Características de la Venus atrapamoscas

Mantén la planta húmeda durante todo el año y no dejes que se seque. Consérvala en un sitio cálido como, por ejemplo, una botella o un recipiente de cristal. Si vas a cultivarla en un recipiente cerrado durante todo el año y, por ende, no tiene contacto con los insectos, dale algunas moscas o trozos de carne en verano solamente, dado que en invierno no crece y, por tanto, no se alimenta.

Cada hoja de la Venus atrapamoscas posee un tallo con dos hojas partidas por la mitad en el extremo, repletas de dientes. Cuando un insecto se posa en la hoja abierta, los dientes se entrecruzan dejando a su presa en el interior. Las glándulas digestivas de las hojas segregan unos jugos que destruyen al insecto. Las flores son blancas, tienen forma de estrella y aparecen en verano.

Venus atrapamoscas

Cuidados de la dionacea

Prepara un compost a partes iguales de turba y musgo fresco y pon la maceta con una planta dentro de otro recipiente, con una capa de musgo de esfagno en ella para aislarla del frío y mantener el compost húmedo. Abona una vez al mes y mantén la temperatura durante el verano a 13 °C o más.

En otoño e invierno, mantén a la Venus atrapamoscas en un ambiente donde su temperatura no sea inferior a los 7 °C.

¿Cómo propagar a la Venus atrapamoscas?

Cuando comience la primavera, divide la Venus atrapamoscas y planta estas divisiones en la mezcla que has preparado anteriormente y continúa con el mismo procedimiento de los dos recipientes. Coloca las plantas nuevas en un sector oscuro y caliente. También puedes sembrar semillas en primavera en el mismo preparado y mantenerlas a 13 °C de temperatura.

Lo bueno de esta planta carnívora es que no tienes por qué preocuparte por las plagas.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share