Guía de Jardinería

Conoce los fertilizantes químicos Artículo Publicado el 21.04.2012 por Jorge

Existen multitud de tipos de abonos en el mercado, pero generalmente pueden clasificarse en dos grandes tipos, los químicos y los orgánicos. Los primeros se obtienen mediante síntesis en laboratorio y aíslan los nutrientes que nuestra planta necesita de forma muy concreta. Son los más conocidos y usados, especialmente en agricultura y céspedes. Se caracterizan porque se disuelven con facilidad en el suelo y, por tanto, las plantas disponen de esos nutrientes nada más echarlos o pocos días después.

Podemos encontrar fertilizantes químicos que se componen de un elemento solamente, como pueden ser todos los componentes nitrogenados (urea, nitrato amónico, nitrato potásico, etc…). Que se compongan de dos elementos fertilizantes (complejos binarios, que contienen dos elementos de entre nitrógeno, potasio, fósforo) o por último también podemos encontrar combinaciones ternarias de los elementos anteriores en diferentes proporciones.

Todos estos tipos de fertilizantes químicos los podemos encontrar en forma granulada para mezclar con la tierra o también en forma líquida para echarlos en el agua (fertirrigación). En este grupo se engloban los fertilizantes que se utilizan para las plantas de interior.

La utilización de uno u otro tipo de abono dependerá siempre de las necesidades de nuestras plantas y de lo que más se ajuste a las nuestras.

Imágenes: consumer.es, terralunaneirajardines.blogspot.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

© 2016 www.guiadejardineria.com