Guía de Jardinería

Compost: qué y qué no usar para prepararlo Artículo Publicado el 11.03.2013 por Libelula

Independientemente de su locación o calidad, todo suelo es mejorable, y puede transformarse en uno productivo “haciendo” el humus a partir de desechos orgánicos. El producto que obtendremos será el compost (abono compuesto).

Compost 1

Cómo prepararlo:

Hay elementos que podemos usar y otros que nunca debemos utilizar para hacer compost. Veamos cuáles son:

Elementos permitidos: Puede usarse cualquier desperdicio del jardín o la cocina. Lo importante es el tamaño: cuanto más pequeños los agregados, más rápida la desintegración. Algunos ejemplos de materiales útiles son: Hojas del jardín, ramas finas trituradas, restos de limpieza de canteros, hojas y flores secas, césped, bosta, cama de caballo, cama de champiñón, residuos de cocina (cáscaras de verduras), cajas de huevo (cartón), papel triturado, pasto seco.

Elementos no permitidos: Plantas enfermas o que hayan muerto por ataque de insectos, residuos de cocina si hay problemas de ratas, plantas venenosas (como el laurel, el ricino y la cicuta), plantas que tardan en descomponerse (hojas de magnolia, hiedras y suculentas), malezas perniciosas (gramilla, gramón), estiércol de gatos o perros, porque pueden contener patógenos que no siempre mueren, plantas ácidas (acículas de pino) pueden agregarse en forma medida. En caso de necesitar de suelos más ácidos, pueden usarse para hacer composteras.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

© 2016 www.guiadejardineria.com