Guía de Jardinería

Cómo recoger musgo Artículo Publicado el 25.04.2015 por Javi

El musgo tiene distintos usos en jardinería decorativa, para terrarios o para las conocidas como piedras de musgo. También podemos usarlo para recubrir el suelo de las zonas sombrías del jardín. No todo el musgo se recoge de la misma manera y es lo que vamos a intentar explicaros a continuación.

como-reoger-musgo-01

A la hora de recoger musgo es muy importante distinguir entre dos grandes grupos de musgo, acrocárpico y pleurocárpico. Los musgos acrocárpicos son aquellos que presentan los arquegonios en el extremo de un tallo erecto. El arquegonio es el aparato reproductor femenino del musgo. En cambio los musgos pleurocárpicos tienen los arquegonios en ramas laterales y forman por tanto una alfombra rastrera.

El musgo acrocárpico lo recogeremos después de un periodo de lluvias y usaremos para ello un objeto plano como una espátula que introduciremos por debajo de la capa de musgo e intentando coger una ligera capa de tierra. Nos aseguramos así la preservación de los rizomas. Lo recogeremos en placas no mucho más grandes que nuestra mano. Después cuando lo coloquemos en nuestro jardín hay que regarlo con una frecuencia decreciente. Los primeros dos meses a diario, el tercer mes cada tres días, el cuarto mes una vez a la semana, el quinto mes dos veces al mes y a partir de entonces siempre que no haya llovido en unas tres semanas o más.

como-reoger-musgo-02

El musgo pleurocárpico puede recogerse con pala, con las manos o con rastrillo. Podemos recogerlo exactamente igual como el acrocárpico pero también con las manos haciendo un movimiento hacia adelante y atrás con las palmas de las manos, como si diéramos un masaje en la espalda en definitiva. Estas técnicas también se harán cuando el musgo está húmedo.

como-reoger-musgo-03

El musgo pleurocárpico puede recogerse con un rastrillo cuando está seco. Podemos aprovechar así el musgo que esté muy mezclado con malas hierbas.

como-reoger-musgo-04

Los pequeños trozos de musgo pleurocárpico que habremos recogido con el rastrillo necesitarán simplemente que los coloquemos en una parte sombreada de nuestro jardín y los reguemos a diario hasta que veamos que se asienta y comienza a desarrollarse. En este caso no hace falta reducir el riego progresivamente como vimos en el anterior tipo de musgo.

Vía: mossandstonegardens.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share