Guía de Jardinería

Cómo plantar narcisos Artículo Publicado el 02.01.2017 por Javi

El narciso es una planta perteneciente a la familia Amaryllidaceae que está compuesta por 60 géneros y 800 especies diferentes. Es un gran conocido de los jardineros de todo el mundo y se usa profusamente sobre todo en lugares de clima templado o subtropical. Su principal activo son sus lujuriantes flores amarillas o blancas aunque el centro de la flor suele ser de un tono más fuerte, amarillo en el caso de las blancas e incluso naranja en el de las amarillas.

La principal característica del narciso es que se trata de una planta bulbosa. Los bulbos tienen como misión acumular nutrientes para ayudar en la germinación y crecimiento de la planta. Estas pequeñas cebollas se plantan por lo general en otoño aunque si no vivimos en un lugar frío podemos cultivarlos durante todo el año.

Es una planta rústica y vigorosa que alcanza unos 70 cm de altura. Es muy fácil de cultivar. En otoño es también la época en que el narciso pierde su parte aérea y quedan los bulbos bajo tierra, latentes hasta el nuevo resurgimiento en la siguiente primavera. De todos modos se suelen desenterrar para guardarlos en lugar fresco y seco, entre 5 y 10ºC. Así les evitamos los fríos excesivos del invierno, si los hubiere, y sobre todo los ponemos a salvo de los depredadores como las orugas.

Las flores del narciso no sólo son bonitas y llamativas sino que además exhalan un suave perfume muy agradable. Su temperatura ideal de cultivo está entre 16 y 20ºC por lo que se puede cultivar en grandes áreas de todo el planeta. Lo que no tolera nada bien son los fríos intensos. El suelo idóneo para el cultivo del narciso es aquel que cuente con buen drenaje pero que retenga un poco de humedad sin llegar al encharcamiento. Agradece el narciso que el suelo tenga siempre un cierto grado de humedad. Ha de ser además un suelo rico y fértil. También podemos cultivar los narcisos en maceta y para ello elegiremos un sustrato bien rico en humus. Crearemos una capa de gravilla en el fondo para favorecer el drenaje.

Los bulbos del narciso se entierran a 15 cm de profundidad. Por lo tanto con una maceta de unos 25 cm de profundidad tendremos suficiente. Debemos controlar mucho el riego pues cualquier exceso puede derivar en problemas de pudrición de las raíces. Una vez a la semana o cuando veamos que el sustrato comienza a estar seco será suficiente. La reproducción de los narcisos suele hacerse por medio de los bulbos aunque también se reproduce espontáneamente por las semillas que produce.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (3)

  • Responder

    jorge alberto blois ha escrito el 02.01.2017 a las 16:05

    En que epoca se deben sacar los bulbos y cuando plantarlos

  • Responder

    olaris oñate ha escrito el 02.01.2017 a las 21:53

    Excelente todo lo que he podido aprender a través de sus artículos de jardinería, Quiero, que me informen de plantas para sembrar en un clima bastante fuerte en temperatura a 36°

  • Responder

    ELSA ha escrito el 03.01.2017 a las 03:28

    MI COMENTARIO ES REPECTO A LOS NARCISOS, YO VIVO EN ARGENTINA , CIUDAD DE BUENOS AIRES, FLORECEN EN INVIERNO, Y EN PRIMAVERA -VERANO PIERDEN LA PARTE AEREA.-
    NO COINCIDE CON LA INFORMACION DEL ARTICULO.-
    DESDE YA MUCHAS GRACIAS,.

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share