Guía de Jardinería

Cómo nos venden las plantas en el vivero Artículo Publicado el 07.09.2012 por Libelula

Como se venden las plantas en el vivero

Al momento de comprar una planta en el vivero, debemos tener en cuenta no sólo lo qué vamos a comprar, sus cuidados, sino que también es importante conocer cómo se presentan las plantas que encontraremos en el vivero. De esta situación también dependerán los cuidados al momento de plantarlas.

En un vivero podemos encontrar las plantas presentadas de la siguiente manera:

  • Envasadas: Vienen en recipientes de plástico de distintas calidades, que resulten más o menos resistentes. También en envases de lata, aunque esto es lo menos frecuente. Resulta la forma más segura para manipular el pan de tierra.
  • En cepellón de paja, totora o arpillera, sólo en época de reposo.
  • A raíz desnuda: como no tienen pan de tierra, las raíces quedan sueltas. Por lo general se trata de especies caducas que sólo se manipulan en el invierno.

Envasadas: cuando compramos plantas envasadas debemos verificar:

  1. Que la tierra este firme, de modo que el pan no se rompa al plantarlas.
  2. Que las hojas estén sanas, sin presencia de hongos o insectos, y que tengan buen color, lo que garantiza que no existen deficiencias nutricionales.
  3. Que las ramas estén bien distribuidas y haya un crecimiento parejo en todas las caras.
  4. Que las raíces estén firmes, sean de color castaño claro y tengan una cabellera bien desarrollada.

Cuando la plata está recién envasada, el pan se rompe al sacarla de la maceta. Además, las raíces están podadas y hay muy pocas raicillas, fundamentalmente para el enraizamiento posterior. En cambio, las plantas que llevan mucho tiempo enmacetadas tienen las raíces enmarañadas y es muy probable que su crecimiento sea limitado.

En cepellón de paja, totora o arpillera: las plantas tienen que estar bien envueltas por la paja o arpillera para evitar que el pan se seque y se rompa. Los árboles o arbustos en cepellón son más económicos que los que vienen en envases de plástico. Al comprarlos, apriete el pan de tierra para verificar que esté firme. En caso contrario, no lo compre porque es probable que el terrón de tierra se abra y queden raíces al aire.

A raíz desnuda: Son más económicas y fáciles de transportar. Las que se comercializan de esta forma son las especies de hojas caducas y se encuentran disponibles sólo durante el invierno, cuando la planta está en período de letargo. Como se levantan con poco o nada del pan de tierra, el sistema radicular tiende a secarse. Cuando no se plantan de inmediato se deben almacenar en zanjas con barro o debajo de un cobertizo, cubiertas con barro o una mezcla de paja y barro, durante unos días. Es importante evitar que las raíces se sequen o que las afecten las heladas. También es esencial mantenerlas siempre húmedas.

Si va a plantar varias especies, comience siempre por las de raíz desnuda porque sufren más las condiciones adversas que las enmacetadas y deben quedar plantadas antes de la brotación.

Foto: gardening.sheknows.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share