Guía de Jardinería

Cómo evitar el damping-off en la siembra Artículo Publicado el 06.10.2012 por Libelula

Lo primero a chequear antes de plantar una semilla, es que la tierra esté libre de insectos, hongos y malezas. Además, debe estar desmenuzada, sin cascotes ni piedras que impidan la germinación de la semilla.

Cómo evitar el damping-off en la siembra

Para germinar, las semillas necesitan, aire, humedad y cierta cantidad de calor. Esto es muy importante, ya que cualquier hongo o descuido en cuanto a la calidad de la tierra podrían llevar al fracaso de nuestra siembra.

La semilla que germina en malas condiciones, generalmente muere a los días con el cuello de la plántula estrangulado y seco. A esta enfermedad se la conoce como “mal de los almácigos”, o en inglés “damping-off”.

Métodos caseros para evitar el Damping-Off:

  • Agua hirviendo: En la antigüedad era el método aplicado y daba muy buenos resultados. El agua se aplica sobre la superficie de la tierra que se empleará como cama para la semilla, pero el contra de este método es que es para superficies pequeñas.
  • Esterilización a llama directa: 5 a 7 cm de tierra son colocados en una lata de dulce sobre la llama del horno durante 20 minutos.
  • Solución de formol: Debe comprarse en la farmacia la solución al 40%. Se pulveriza 1m2 de almácigo con 200 cm3 de formol diluidos en 10 litros de agua. Se cubre con un plástico por 48 hs y luego se rastrilla. Hay que esperar 48 hs más para sembrar. Si aún así las condiciones ambientales son favorables para el desarrollo de la enfermedad, entonces debe aplicarse fungicida.

Foto: crackerbarrel.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

© 2016 www.guiadejardineria.com