Guía de Jardinería

Cómo dividir, propagar y trasplantar el aloe Artículo Publicado el 20.03.2018 por Flavia

Si tienes aloe vera en tu jardín, pronto notarás que ha superado su espacio y, por ende, precisará ser dividida. Muchas suculentas pueden dividirse y reproducirse separando los hijuelos para obtener réplicas de la planta madre. En la nota de hoy aprenderás a dividir, propagar y trasplantar el aloe.

Como-dividir-propagar-y-trasplantar-el-aloe

El aloe vera es una planta atractiva con hojas rígidas, carnosas y de formas definidas, de origen africano. Para que se desarrolle adecuadamente será importante proveerle luz intensa, mantenerla lejos de las corrientes de aire, pero en un lugar aireado, y brindarle todos los cuidados necesarios. Así podrás dividirlo en primavera-verano cuando los vástagos tengan unos 10-12 cm de largo y al menos unas 3 hojas.

Materiales necesarios para dividir el aloe

  • Cuchillo
  • Guantes gruesos
  • Planta de aloe vera madura
  • Tierra para plantas suculentas
  • Arena
  • Perlita
  • Pala de jardinería
  • Macetas de 10-12 cm de diámetro

Instrucciones paso a paso

Si puedes ver algunos hijuelos, es probable que ni siquiera tengas que desenterrar la planta, solo retirando un poco de tierra con la pala de jardinería podrás ver donde se unen a la planta madre. Los hijuelos surgen del tallo principal y forman sus propias raíces y se alimentan por sí mismos.

Ponte los guantes y separa el primer hijuelo de la planta madre, ya sea con tus manos o con ayuda de un cuchillo. Asegúrate de retirarlo con sus propias raíces.

Una vez que hayas dividido las plantas, tendrás que darles tiempo a los hijuelos de sanar. Una buena idea es dejar secar las raíces a la sombra y al aire libre durante dos días para que los cortes se sellen y queden protegidos contra enfermedades.

La plantación de los hijuelos es simple. Coloca un poco de tierra para suculentas en el fondo de las macetas junto con arena y perlita, y coloca las plantas en el centro de los recipientes que has preparado.

Añade más tierra hasta cubrir el primer par de hojas y reafirma con tus manos o pala de jardinería. Durante dos o tres semanas mantén tus plantas en un sitio protegido del sol directo para que se establezcan adecuadamente.

Después de los primeros dos días podrás empezar a regar las nuevas plantas de aloe vera. Riega no más de una vez por semana.

Si vas a regalar divisiones de aloe vera, estas sobrevivirán sin ningún problema durante un par de días.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share