Guía de Jardinería

Cómo cultivar tillandsias Artículo Publicado el 09.05.2017 por Javi

Si te gustan las plantas de interior que no te dan mucho trabajo la tillandsia es tu mejor elección. Muy de moda últimamente, Tillandsia es un género de plantas que crecen naturalmente sobre los árboles o las rocas, sin necesidad de sustratos. Son lo que los botánicos llaman plantas epifitas, plantas que no toman su alimento por las raíces sino por las hojas, directamente del aire, por eso se las conoce también vulgaremente como plantas aéreas.

Aún así disponen de raíces pero sólo le sirven como fijación para mantenerse sobre los árboles. A las plantas aéreas que se fijan sobre rocas o piedras se las llama litófitas. Hay como más de 600 especies diferentes de tillandsias y su origen se encuentra en América. Pueden vivir tanto en bosques como en desiertos y montañas de México, Centroamérica, Sudamérica y el Sur de Norteamérica.

Las plantas aéreas, como casi todas las plantas en general, necesitan mucha luz para crecer. Aunque no deben recibir sol directo, pensemos que su espacio natural es bajo las copas de los árboles donde raramente llega el sol de manera directa. La temperatura ambiental debe ser suave, sobre los 15ºC, no menos pues lo pasarán mal. Debido a la sequedad del ambiente del interior de las casas habrá que regarlas una vez por semana. La mejor manera de regarlas es ponerlas boca abajo en una bandeja o plato en el fregadero o la bañera durante unos 15-20 minutos. Después sacudiremos el exceso de agua y las colocaremos en su lugar habitual. De vez en cuando también podemos vaporizar un poco de agua sobre ellas con una pistola pulverizadora.

Al respecto del riego hay que diferenciar entre las tillandsias verdes y las grises. Estas últimas son originarias de ambientes secos y por lo tanto necesitan menos agua pues la captan directamente del aire a través de una especie de escamas que recubren sus hojas, las tricomas. Las verdes crecen en ambientes más húmedos y no poseen tricomas por lo que hay que estar más pendientes del riego.

Las tillandsias producen hijuelos que podemos aprovechar para reproducirlas y aumentar nuestra colección. Se les atribuyen numerosos beneficios a estas plantas, desde purificar el aire a disminuir el estrés de las personas que conviven con ellas. Son resistentes a las plagas y enfermedades y nos permiten un gran márgen de maniobra en todo lo que respecta a su mantenimiento.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

  • Responder

    Mario Taracena ha escrito el 11.05.2017 a las 20:42

    Artículos muy interesantes, me gustó mucho el manejo de Las Tillandsias. tengo algunas y solamente las dejo sobre árboles de mi jardín.
    Mario Taracena.

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share