Guía de Jardinería

Cómo cultivar jalapeños en maceta Artículo Publicado el 11.05.2017 por Javi

Ahora es un momento sensacional para iniciarse en el cultivo en maceta ya que los fríos se han ido y comienza el calor. Y si te gusta la comida picante nada mejor que comenzar cultivando tus propios jalapeños, un elemento imprescindible en múltiples recetas de la cocina mexicana. Es tremendamente fácil y a poco que seas constante tendrás el éxito asegurado.

Puedes iniciar tu cultivo desde semillas o comprando las plántulas ya desarrolladas en tu centro de jardinería o vivero habitual. Como semilleros puedes usar cualquier recipiente desechable que tengas en casa, botellas plásticas, botes de yogur o cualquier otro similar. En cambio para las plántulas es mejor usar macetas de barro pues facilitan el drenaje y la circulación de aire. El otro ingrediente que precisas es mucha luz, los jalapeños como todas las demás plantas de su género necesitan cuanto más sol mejor. El mínimo serán unas 8-10 horas de sol cada día.

Tampoco hay que olvidarse del sustrato. Son plantas que necesitan suelos ricos en materia orgánica y bien drenados. Para su fertilización necesitaremos una fórmula orgánica tipo 10-10-10 NPK. El semillero podemos comenzarlo unas 8-10 semanas antes de la última helada prevista. Sembraremos 2-3 semillas a 1/2 cm de profundidad aproximadamente. Regaremos y mantendremos el semillero en un lugar no excesivamente luminoso y cálido. Las semillas tardarán en germinar entre 14 y 21 días.

Las plántulas en cambio necesitarán el máximo aporte de luz directa del sol posible. Podemos colocarlas en una ventana orientada al Sur o complementar con luz artificial. Necesitarán unas 14-16 horas de luz al día. Mantendremos el suelo con un ligero grado de humedad pero sin excedernos pues las raíces se pudren fácilmente. Regarlas una vez o dos a la semana será suficiente.

En principio no debemos añadir abonos ni fertilizante hasta un mes después de plantar nuestros jalapeños. Si usamos un suelo rico y fértil debería bastar en este tiempo para que la planta tome los nutrientes que precise. A partir de aquí y cada tres riegos añadiremos la mitad de la dosis habitual de fertilizante. Siempre es mejor aportar menos cantidad de fertilizante pero de manera regular. Dos semanas antes de la primera cosecha dejaremos de abonar los jalapeños.

Desde que siembres las semillas hasta que puedas cosechar los primeros ejemplares pasarán entre 90 y 120 días. Los jalapeños se pueden cosechar verdes o maduros. A los 90 días si los queremos verdes y 120 días si los queremos maduros y rojos. Una buena forma de alargar la cosecha es ir cogiendo los jalapeños verdes para forzar a la planta a que produzca más y dejar la cosecha de jalapeños maduros para el final del periodo productivo.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

  • Responder

    vil ha escrito el 21.05.2017 a las 22:42

    Muy interesante la nota...GRACIAS!! Abrazotes!

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share