Guía de Jardinería

Así son las coloridas flores de la Vallota Artículo Publicado el 16.03.2018 por Flavia

La Vallota es una hermosa planta de interior, ideal para el alféizar de una ventana. Sus hojas son muy bonitas y sus flores tienen un color anaranjado brillante que la convierte en una planta hermosa. Su género cuenta con una especie llamada Vallota speciosa, de la cual surgen otras variantes que dan flores blancas y de color rosa salmón pálido.

Asi son las coloridas flores de la Vallota

Esta planta de interior crece a partir de un bulbo amarronado y puede alcanzar los 0.6 m de alto. Sus flores surgen en verano y en otoño y poseen la forma de una trompeta, mientras que sus hojas, de color verde intenso, tienen forma de tiras.

Esta planta es fácil de cuidar; solo déjala en un lugar fresco, riégala moderadamente y observa cómo produce flores de larga duración cada año.

Cómo cuidar la Vallota

Coge el bulbo de la Vallota y plántalo en un tiesto de 15 cm de diámetro en primavera, con su extremo debajo de la superficie; aprieta el compost alrededor del bulbo para que quede firme. Cambia la maceta cada cuatro años en primavera solo si el bulbo de la Vallota estuviera rodeado de bulbos reproductores; si no vas a cambiar la Vallota de maceta, sustituye la capa de compost por una nueva.

Colócala en un ambiente a 18 °C en un sitio iluminado pero con luz solar indirecta. Riega en primavera para que el compost se mantenga húmedo. Añade un abono líquido cada tres semanas en primavera-verano. Las flores aparecerán a finales del verano; cuando se marchiten y el tallo se torne amarillento arráncalas al igual que el tallo.

Mantén la Vallota a 13 °C en invierno, en un lugar soleado, y, riégala poco. Si lo deseas puedes dejar que el bulbo muera en invierno para conservarlo en un lugar seco, protegido de las heladas y cuando llegue la primavera, cultivarlo otra vez.

Reproducción de la Vallota y problemas

Asi son las coloridas flores de la Vallota

Durante la época de cultivo, las plantas de la Vallota producirán bulbos reproductores. Plántalos individualmente y trátalos como plantas maduras. Utiliza macetas de 13 cm de diámetro para los bulbos con un tamaño como para florecer a 8 cm de diámetro; para los bulbos más pequeños, que demorarán unos tres años en llegar a ese tamaño, usa macetas de 8 cm de diámetro y trasládalos cada año a una medida mayor a medida que van creciendo.

La cochinilla algodonosa es una de las plagas que suele afectar a la Vallota con frecuencia, dejando manchas blancuzcas en sus hojas, las cuales puede eliminarse con un paño humedecido en alcohol metílico.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share