Guía de Jardinería

Arriates y borduras florales Artículo Publicado el 24.10.2017 por Javi

En esta ocasión queremos mostraros unas cuantas ideas para crear unos fantásticos arriates y borduras florales. Y para comenzar por el principio nada como recordar qué significan estos dos términos concretamente. Un arriate es una franja de tierra junto a las paredes de patios y jardines en las que se cultivan plantas ornamentales. Una bordura es el elemento, usualmente de madera, piedra o metal, que envuelve a un macizo, un parterre o un arriate. Pero también puede ser un seto por ejemplo y como veremos aquí incluso plantas de flor.

Aquí tenemos un arriate de tulipanes de distintos colores que están precedidos de flox paniculada que gracias a su hábito de crecimiento suaviza y recubre parcialmente la bordura.

Aquí para naturalizar este murete de piedra se ha recurrido al jacinto de la uva con sus flores azules, Muscari botryoides, y al alyssum amarillo. Es una buena combinación de color y el mal olor del alyssum se combate con el perfume del Muscari.

Rojo, blanco y azul es una combinación ciertamente patriota para mucha gente debido al gran número de banderas nacionales con estos colores. Sin ir más lejos Chile, Paraguay, República Dominicana, Cuba, Panamá, Costa Rica, Puerto Rico y Estados Unidos. Y por supuesto muchas más. Aquí se ha combinado alyssum marítimo, para las flores blancas, geranios para las rojas y agerato azul para las azules.

Pero no sólo podemos preparar arriates y borduras para primavera y verano. También en otoño podemos conseguir combinaciones geniales como ésta. El sedum ‘Autumn Joy’ aporta esas bonitas flores rosadas que en principio son verde pero conforme se acerca el otoño van virando de color. También tenemos el senecio cineraria ‘Silver Dust’ que nos aporta esa foliación plateada tan interesante. Hay muchas plantas perennes que podemos usar para un arriate otoñal.

Pero como no siempre podemos apoyarnos en las flores es interesante tener también arriates basados en plantas de hoja. La Lysimachia nummularia ‘Aurea’ forma la primera línea, detrás están las hostas y de fondo una fantástica haya ‘Purple Fountain’.

Combinar plantas anuales y perennes nos permiten tener un arriate para todo el año. Con color durante la primavera y el verano y más austero el resto del año pero no menos decorativo. Las caléndulas aportan el toque más llamativo en esta ocasión. Pero también tenemos Pachysandra japonesa como cubresuelo perenne y un arbusto perenne de fondo. La valla de madera y la pieza escultórica de hierro acaban de decorar el conjunto.

La hierba ornamental le aportará textura, movimiento y sonido, al agitarse con el viento, a nuestro arriate floral. Es un gran aporte que combinará con cualquier planta de flor.

El ricino añade un toque ciertamente dramático a este arriate. Con su rojo oscuro, casi negro en ocasiones, y la expectacular forma de sus hojas hará que cualquier combinación gane en personalidad. Habrá que tener cuidado con niños y mascotas pues se trata de una planta venenosa.

Hay que manejar bien las proporciones para elegir bien el tamaño de nuestro arriate. Dependiendo de la casa o el tamaño del jardín deberá ser de más o menos grande.

Otra noción básica es que debemos elegir las plantas más altas para la parte de atrás y las más pequeñas para la parte delantera. Y por supuesto las medianas entre ellas. Sencillo, pero no hay que olvidarlo.

Este fantástico arriate de petunias se ha creado con jardineras y al mismo tiempo se ha combinado con macetas colgantes en las ventanas. Combinando tres colores de petunias se ha conseguido un mayor interés.

Este arriate de nepeta o hierba gatera ve aumentado su interés gracias a las grandes macetas con petunias.

En esta ocasión vemos una bordura hecha con begonias doublet, Begonia x semperflorens-cultorum. Una opción original que puede funcionar muy bien como observamos aquí. Sobre todo cuando rodea arbustos o plantas perennes.

Esta bordura de ladrillo, con su final en un difícil ángulo, es un buen lugar para realizar un ejercicio de diseño. La heuchera, con sus hojas color óxido, combina muy bien con el ladrillo. También la susana de ojos negros combina perfecto con la heuchera pero la elección de la Impatiens rosada no es muy acertada. La misma planta con flores salmón o blancas hubiera quedado mejor.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

  • Responder

    Liliana C. Audino ha escrito el 27.10.2017 a las 20:12

    Muchas gracias por tanto aporte.

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share