Guía de Jardinería

Arbustos: plantación en tierra Artículo Publicado el 05.03.2013 por Libelula

Si bien puede parecer a simple vista una tarea sencilla, al hacerlo debemos tener en cuenta algunos aspectos importantes. Asimismo, hay que precisar las condiciones climáticas, suelo, herramientas, etc.

Plantar arbustos

En caso de decidir plantar un arbusto ya crecido que está envasado o en terrón, debemos tener en cuenta aspectos como los siguientes:

Para plantar los arbustos es primordial sacar el envase, la paja o la arpillera que los envuelve. Si se trata de envases plásticos esta tarea debemos hacerla con cuidado para no romper el pan. Si resulta difícil sacarlo, debemos cortarlo con un cuchillo o tijera.

Si encontramos hilos o alambres en raíces o tallos, éstos son causantes de estrangulamiento de la planta. Debemos revisar las especies que vienen en arpillera porque suelen estar atadas con hilos que quedan en el pan de tierra y causarán gran daño a futuro.

Si el pan de tierra se presenta muy compactado (por lo general será el que viene en tierra arcillosa) debemos dar unos golpes para aflojar las raíces; de este modo se soltarán las del borde sin que el pan se parta.

Por el contrario, si decidimos una plantación a raíz desnuda, debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

Si plantamos los arbustos a raíz desnuda durante el invierno, cuando la planta no está en actividad, ahorraremos plata y tiempo.

Si plantamos una planta en un suelo de mala calidad, o no propio para ésta, es necesario que tengamos la tierra lista para incorporar, ya que descartará toda la que saquemos del pozo.

Debemos siempre revisar con cuidado las raíces. En caso de que estén demasiado secas porque sufrieron un traslado, no debemos dudar en sumergirlas con agua para hidratarlas.

La plantación debe hacerse de a poco, extendiendo las raíces e incorporando la tierra mejorada.

Si nos encuentramos en una zona de clima seco, con suelos sueltos y de pocas precipitaciones, tenemos que plantar por debajo del nivel. Además, es bueno realizar una buena palangana que acumulará mayor cantidad de agua por riego y con las lluvias.

Caso contrario, si nos encontramos en una zona húmeda, de suelo pesado, no debemos hacer una palangana, solo debemos dejar una pequeña depresión para el riego, ya que la planta no necesitará almacenar tanta humedad.

El riego post-plantación debe sacar el aire que haya quedado dentro, por lo que debe ser lento y asiduo, para que cubra toda la superficie.

En caso de ser necesaria una poda de formación, es recomendable hacerla luego de la plantación.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share