Guía de Jardinería

Aprende a cuidar y propagar la Fatsia Artículo Publicado el 22.12.2017 por Flavia

La Fatsia es un vegetal perenne originario de Japón y Taiwán que se cultiva como planta de interior. Cuenta con hojas verdes y lustrosas que parecen manos y que pueden llegar a medir hasta 45 cm de ancho e incluso más. Algunas pueden alcanzar hasta los 4,5 m de altura, pero una buena poda puede detenerla.

Fatsia

Su única especie es la Fatsia japónica que en dos o tres años puede alcanzar hasta los 1,5 m de alto. Posee hojas grandes y brillantes que miden hasta 30 cm de ancho y en otoño aparecen grandes ramilletes de flores blancas o de color crema.

Cuidados de la Fatsia

Si deseas alentar el crecimiento de tus plantas, tendrás que trasplantarla cuando comience la primavera haciendo uso de un buen compost. También puedes podarla si ha crecido de manera desigual. Mantenla en un sitio luminoso, pero no a pleno sol y a 18 °C. Si la temperatura fuera superior, colócala en un sitio donde reciba aire fresco. Riégala para que el compost se mantenga húmedo, pero ten cuidado de no saturarla de agua. Añade un fertilizante líquido al agua cada tres semanas y rocía de vez en cuando para mantener la planta limpia.

En otoño e invierno deberás mantener la planta una temperatura de entre 10 y 13 °C en un lugar iluminado, pero no a pleno sol. Riega para mantener el compost húmedo y, si la temperatura descendiera de los 10 °C, tendrás que conservar el compost prácticamente seco. Rocía una vez a la semana.

Reproducción de la Fatsia

Para reproducir la Fatsia deberás cortar esquejes de 5 cm de largo de los brotes firmes. Sumerge los extremos cortados en hormonas de enraizamiento y plántalos en macetas de 7 cm de diámetro. Hazlo a principios de la primavera. El compost debe estar compuesto por dos partes de turba y una parte de arena.

Problemas

Ten en cuenta que pueden aparecer manchas blancas sobre las hojas, lo que nos avisa de la presencia de cochinillas algodonosas. Retíralas con un pincel empapado en alcohol metílico. Otras plagas que pueden atacar a esta planta son el pulgón verde y la araña roja. Combate ambas rociando la planta con un insecticida con base de malathion.

A la hora de comprar una Fatsia, escoge un ejemplar de hojas lustrosas y verdes. Si escoges una pequeña, te ahorrarás mucho dinero porque su crecimiento es muy rápido.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share