Guía de Jardinería

Alargar la temporada de los bulbos de primavera Artículo Publicado el 03.06.2014 por Javi

En este artículo os proponemos una serie de consejos para que los bulbos de primavera, narcisos, jacintos y demás os duren un poco más y podáis disfrutar de ellos hasta entrado el verano. Dependerá en gran medida de los cuidados y también de la climatología de vuestra zona.

Bulbosas de primavera

Así según la climatología deberemos o no regarlos. Si la lluvia ha sido escasa será necesario regar las plantas para alargar su época de floración. Ello evitará que las hojas se sequen y permitirá a la planta seguir en pie. Seguiremos regando periódicamente hasta que las hojas comiencen a amarillear y su fin sea inminente. Con ello alargaremos aunque sea la vida de las plantas un par de semanas y podremos obtener una segunda floración. Regaremos siempre alrededor de las plantas y nunca encima de ellas.

Fertilizaremos con abono natural rico en fósforo y potasio, al final de la primera floración y tres semanas más tarde antes de que amarilleen las hojas. Si hemos cultivado los bulbos entre el césped no podremos fertilizar ya que promoverá el crecimiento de hierbas.

Quitaremos las flores marchitas lo más rápidamente posible. Así evitamos la formación de semillas que requieren un gran gasto energético para la planta. Además no necesitamos las semillas para reproducir estas plantas. Cortaremos las flores por la mitad del tallo floral o por encima de la primera hoja grande de la planta.

Una vez amarilleen las plantas nos ocuparemos de los bulbos, algunos habrá que desenterrarlos y otros podremos mantenerlos en su sitio bajo tierra. Jacintos, tulipanes y algunas variedades de ajos deben desenterrarse y mantenerlas en un lugar cálido y seco. Los crocus, anémonas y algunos más se pueden mantener donde estaban, también los jacintos si es un terreno muy bien drenado.

Foto: rustica.fr


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share