Guía de Jardinería

8 Plantas resistentes que puedes tener en tu jardín Artículo Publicado el 23.11.2017 por Libelula

Una de las mayores preocupaciones de los propietorios de jardines es su mantenimiento, y no nos referimos particularmente al césped, sino a las plantas y árboles. Para facilitarlo, hay que escoger plantas que se adapten bien a las condiciones del lugar y que además sean resistentes. Muchas de ellas viven perfectamente en suelos pobres e incluso con muy poca agua.

OTONOPSIS (Othonnopsis cheirifolia)

Su nombre común o vulgar es Azulín. Es una mata arbustiva perenne de unos 20 a 30 cm de altura. Sus flores amarillas limón resaltan frente a las hojas de color verde grisáceo y aparecen en primavera. Florece desde finales de invierno a primavera aunque también puede florecer en otoño e invierno. Es una buena especie para cubrir taludes, borduras y establecer contrastes con hojas más oscuras de otras plantas. Es algo sensible a las heladas. Le gusta el sol y los lugares áridos, por lo que necesita un buen drenaje. Se multiplica fácilmente por división de mata.

DURILLO (Viburnum tinus)

Este arbusto perenne alcanza 3 o 4 metros de altura como máximo, se encuentra muy ramificado y posee hojas de color verde oscuro. A finales del invierno o principios de primavera forma unas inflorescencias blancas y olorosas. Prefiere los suelos ricos en materia orgánica. Admite el recorte, por lo que se puede utilizar para realizar setos.

CERASTIO (Cerastium tomentosum)

Esta planta herbácea forma una apretada y gruesa alfombra grisácea permanente durante todo el año. A finales de la primavera, el tapiz gris se cubre por una capa de flores blancas. Necesita suelos bien drenados y exposición so- leada. Para mantener el color gris de las hojas tiene que crecer en suelos pobres poco fertilizados.

CONVÓLVULO (Convolvulus cneorum)

Este pariente de la campanilla se comporta como un arbusto, formando una mata semiesférica. Destacan sus flores blancas en forma de campana, que contrastan sobre el fondo gris ceniciento del follaje perenne. Se cultiva a pleno sol y en lugares más bien secos y desprotegidos.

PARRA VIRGEN (Parthenocissus tricuspidata)

Cuanta con varias denominaiciones comunes o vulgares: Parra de Virginia, Viña virgen, Viña de Virginia, Parra del Japón, Ampelopsis, Hiedra japonesa, Enamoradas del muro, Vid de doncella. Su nombre se debe al estado norteamericano de Virginia, procedente a su vez de la reina virgen Isabel I de Inglaterra. Esta planta trepadora no falla a la hora de cubrir una pared a la sombra en lugares frescos y húmedos y con suelos fértiles. Puede llegar a tapar fachadas enteras de casas en unos pocos años. Presenta zarcillos terminados en ventosas que le ayudan a adherirse a las super?cies por las que trepa. En otoño, las hojas adqureren una tonalidad rojiza muy atractiva.

AMOR DE HOMBRE (Tradescantia x andersoniana)

Indicada para la sombra e incluso para interiores, crece sin ningún tipo de requerimiento de suelo o riego. Se extiende con rapidez, tapizando en poco tiempo la superficie del suelo, de donde apenas se levanta 40 o 50 cm. Sus hojas son acintadas y sus flores, delicadas y efímeras. Existen híbridos de distintos colores: azul, púrpura, carmín, rojo, blanco o que combinan dos. Se multiplica con facilidad por medio de esquejes introducidos en agua o en un sustrato húmedo.

PITÓSPOR (Pittosporum tobira)

Oriundo de Nueva Zelanda, se trata de un arbusto de follaje siempre verde, que no suele superar los 4 o 5 metros de altura, aunque en casos excepcionales llega hasta los 10 metros. Sus flores, blancas por la mañana, se vuelven amarillentas al atardecer y exhalan un agradable perfume. Se multiplica bien tanto por semillas como por estaca. Es un todoterreno que aguanta la sequía, los vientos salinos de la costa e incluso los duros fríos invernales. Otros nombres comunes son Azahar de la China, Azarero y Pitosporo del Japón.

OREJA DE LEÓN (Leonotis Leonurus)

Este pequeño arbusto, de uno o dos metros de estatura, se reconoce por sus flores anaranjadas que crecen formando pisos a lo largo de los tallos. Su nombre alude al parecido de Ia ?or con Ia oreja de un león. Empieza a florecer en primavera y las flores duran hasta el invierno. Soporta muy bien los veranos cálidos y las condiciones de sequía sin apenas cuidados. Al final de la floración, conviene darle un fuerte recorte para reducir su tendencia al crecimiento desordenado.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

  • Nombre de Usuario ha escrito el 23.11.2017 a las 17:44

    Interesantes y bonitas

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share