Guía de Jardinería

20 plantas perennes de flor para tu jardín Artículo Publicado el 27.09.2017 por Javi

Si estás comenzando en esto de la jardinería te gustará conocer qué plantas puedes cultivar en tu jardín. Por eso os traemos esta selección de plantas perennes, para que elijas tus favoritas y comiences a cultivarlas. Las plantas perennes son un elemento importante en el diseño de un jardín, son las que van a estar ahí durante varios años y necesitas escogerlas bien.


Gaillardia

Gaillardia es todo un género de plantas perennes originarias de Norteamérica. Pertencece a la familia de las Asteráceas. Tolera muy bien el calor y puede crecer hasta en los suelos más pobres. Es fácil de cultivar y aporta unos excepcionales tonos cálidos a nuestro jardín. Florece ya desde el primer año en que sembramos sus semillas.

Verónica

La verónica produce fantásticas espigas florales de hasta 18 cm de longitud de un bonito color azul. En zonas de clima fresco preferirá una localización bien soleada, en cambio en lugares de clima cálido será mejor buscarles un lugar con algo de sombra. Quedan muy bien en primera fila de cualquier macizo pues no son muy altas, unos 30-60 cm.

Flox Paniculada

La flox paniculada es una planta rústica con un periodo de floración muy largo que abarca desde comienzos del verano hasta mediados de otoño. Alcanza una altura de entre 90 y 120 cm.

Salvia Farinácea

La salvia farinácea, también conocida como salvia azul, crece casi hasta el metro de altura y destaca por el azul intenso de sus flores. Florece desde la primavera hasta el final del verano. Necesita un suelo suelto, ligeramente arenoso, y por tanto bien drenado. Debe ser rico en materia orgánica. Prefiere sol y temperaturas cálidas.

Áster

El género Áster está formado por unas 600 especies diferentes. Entre ellas podemos encontrar flores de muchos colores diferentes, desde el blanco hasta el morado pasando por una gran variedad de amarillos, naranjas y rojos. Su periodo de floración también es muy amplio y son plantas de fácil cultivo.

Astilbe

El astilbe tiene un espeso follaje de color verde intenso y unas curiosas flores plumosas de color rosa, blanco o rojo. Es ideal para espacios húmedos y sombríos. Alcanza los 90 cm de altura y es muy decorativo.

Echinacea

El género Echinacea también nos ofrece una gran variedad de especies con flores muy coloridas. La Echinacea purpurea ‘Magnus’ que vemos aquí destaca por la forma de sus flores. Tolera muy bien el calor y la sequía y florece durante todo el verano.

Milenrama

La milenrama, más conocida por sus usos medicinales, es también una excelente planta ornamental. Se cultiva sobre todo en arrietes en zonas de suelo pobre. Tolera muy bien la sequía y el frío. Su periodo de floración abarca desde la primavera hasta el otoño. Además es una planta muy fragante.

Peonía

La peonía perenne es arbustiva y no supera los 2 metros de altura. Hay una amplia gama de colores entre los que elegir. Y florecen desde finales de primavera hasta principios de verano.

Coreopsis

El género Coreopsis también nos da mucho para elegir en cuanto a tamaño de las plantas y color de las flores. La Coreopsis grandiflora produce flores de color amarillo y son excelentes para el centro de un macizo. Se cultiva a pleno sol y no es exigente con los suelos. Tolera bien la sequía.

Lirio de Agua

El lirio de agua o lirio siberiano añade color a los arriates a principios del verano. Después es un elemento vertical muy interesante. Necesita mucha humedad aunque una vez establecidos pueden tolerar sequías ligeras. Es excelente como flor cortada.

Narcisos

Los narcisos son bulbos perennes que florecen temprano a mediados o finales de la primavera. Hay de colores muy variados y algunos son fragantes.

Flox musgoso

El flox musgoso es perfecto para jardines de roca. También funcionará bien en una zona en pendiente como cobertura del suelo. Las hojas son pequeñas y las flores recubren toda la planta en primavera.

Rudbeckia bicolor

La rudbeckia bicolor es una planta originaria de Norteamérica que alcanza los 160 cm de altura. Aunque algunas variedades como esta ‘Goldsturm’ se quedan en unos 60 cm. Necesita mucho sol y es una planta tolerante a la sequía.

Sedum

Las hojas carnosas y las flores brillantes hacen del sedum una perenne popular. Es muy fácil de cultivar y nos ofrece unas originales flores a finales de temporada cuando ya han desaparecido casi todas las otras flores.

Heuchera

La heuchera es una planta encantadora por sus hojas especialmente. La variedad ‘Purple Palace’ destaca por el colorido de éstas. Las flores son pequeñas y aparecen a final de primavera. Se puede cultivar a pleno sol o en sombra parcial.

Altea o Rosa de Siria

La altea o rosa de Siria, Hibiscus syriacus, puede crecer hasta los 2-4 metros de altura. Y sólo en una temporada. Sólo necesita un lugar soleado y un suelo rico, ligeramente húmedo. No se desarrollará hasta que el suelo tome suficiente temperatura.

Hemerocallis

Hemerocallis es otro género que nos ofrece una gran variedad de especies con flores en muy variados colores. Dependiendo de la especie se pueden cultivar a pleno sol o en sombra parcial.

Crisantemo

El crisantemo se puede cultivar tanto en el suelo como en maceta. Las flores pueden ser amarillas, anaranjadas, moradas, blancas o rojas. Es una planta excelente para un jardín de otoño. La planta muere al final de la temporada y reaparece en primavera, aunque sólo lo hace durante unas pocas temporadas. Después hay que volver a plantarlo.

Azucena o Lirio

La azucena o lirio se siembra a partir de bulbos en primavera u otoño. Hay una gran variedad de colores entre los que escoger. Necesita sol y suelo bien drenado. Por lo demás es poco exigente. De temporada en temporada la planta va creciendo y al cabo de unos años hay que dividir la mata.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share